Tipos de células madre

Tipos de aplicación de células madre:

Los protocolos desarrollados hasta el momento son demasiados, pero casi todos se aplican de la misma forma: In Situ (en el tejido dañado) , Intravenosa, Intratecal (médula espinal) e incluso vía oral.

Fuentes de células madre:

Tejido Adiposo: es el tejido mas despreciado y odiado por muchos, pero con un gran número de células mesenquimales, encontrándose en muchas regiones del cuerpo pero concentrándose es las regiones abdominal, dorsal y glútea entre otras. Se deberá realizar una leve extracción del mismo para poder “purificarlo” y encontrar dichas células mesencquimales.

Médula ósea: es el tejido que se encuentra en el interior de todos los huesos del cuerpo, en él se concentran las células madre hematopoyéticas (mesenquimales). Se extrae mediante una punción directa, preferentemente en la cresta ilíaca (una parte del hueso de la cadera) o de la apófisis xifoides (esternón). Esta extracción requiere de técnica cerrada y anestesia local, puede ser dolorosa.




Movilización en sangre periférica: en este caso, se provoca la multiplicación en exceso de las células madre de la médula ósea, mediante inyecciones de factores u hormona de crecimiento. Esta sobre-división provoca, por falta de espacio físico en la médula ósea, que las células madre pasen a la sangre, donde se recogen mediante aféresis. Este procedimiento consiste en conectar por vía venosa el paciente a una máquina que separa los componentes de la sangre. Los efectos secundarios son dolor de cabeza, dolor de huesos y calambres musculares.

Cordón umbilical y placenta humana: la extracción de las células troncales se realiza en el momento del parto cuando ya ha nacido el bebé y se ha separado del cordón umbilical. Se aíslan el cordón y la placenta para luego esterilizarse con rayos gamma y criopreservarse a temperaturas extremas bajo cero para poder ser segmentadas y utilizadas en aplicaciones subcutánea e intramuscular a pacientes enfermos. Hasta ahora, se había tratado al cordón umbilical como un residuo y se desperdiciaba juntamente con la placenta.